Gestion Emprendedora


La enfermedad infantil del emprendedor: la falta de enfoque by cardume
agosto 25, 2007, 8:52 pm
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

Lo más dificil para el emprendedor emergente (sinónimo de “el que comienza”) es enfocarse en las tareas y actividades concretas que le demanda su calidad de tal. Su incursión en mercados desconocidos para él le exige requerimientos que muchas veces no esta en posibilidades de cumplir y que incluso ni se soñaba cuando dió el primer paso. El medio le plantea miles de exigencias, que van desde los permisos legales para operar hasta las modas prevalecientes en materias de gestión. De a poco se va dando cuenta y tomando conciencia de que no es un hongo sino un eslabón en la cadena de proveedores-clientes de la que forma parte. Su misma inexperiencia tiende a convertirlo en un “todólogo” y a minar sus reservas en pos de mil objetivos simultáneos. Es la enfermedad del emprendedor: la falta de foco, de enfoque. La evolución de tal enfermedad es clara: la quiebra. Las estadísticas demuestran que gran parte de la causa de tales descalabros son justamente la desubicación de los emprendedores, la falta de enfoque.

¿En qué enfocarnos? La pregunta deriva del hecho de que hay miles y miles de cosas por hacer. En ésto, es muy conveniente que el emprendedor conozca y comprenda la Ley de Pareto: el 80% de los efectos proviene del 20% de las causas. Por lo tanto, bastaría con identificar ese 20% y aplicarle gestión, y ya tendríamos solucionado el 80% de los problemas. Suena fácil. ¿Lo es?

Hay 3 áreas en las que el emprendedor debe enfocar prioritariamente su gestión: diseño de la oferta, identificación de la demanda, actividades de gestión.

El diseño de la oferta consiste en establecer las especificaciones correctas para la cantidad pedida, la calidad exigida, el plazo establecido de entrega, y el costo de producción. En su día a día trate de no salirse de estas 4 variables que constituyen los objetivos de la función de producción. No piense en nada más y dedique sus energía a estos 4 componentes. Verá que le renta hacerlo.

En la identificación de la demanda hay 3 componentes críticos que interesan; no pierda tiempo en los demás (porque la demanda tiene infinitos componentes): las expectativas que el cliente tiene respecto a su producto, las necesidades que el producto satisface, y las costumbres que el cliente tiene para conseguirlo. Enfóquese en estas 3 variables y use su tiempo productivamente. Usted esta muy chico aún como para preocuparse de los grandes problemas que trae la sicología del comprador, de las teorías que hay detrás del acto de consumo, o del impacto medioambiental que hay detrás del uso del producto. Mientras no esté llenando de mercurio las fuentes acuíferas de su ciudad, su primera responsabilidad es con su negocio.

Respecto a las actividades de gestión, éstas son aquellas que ayudan pero no traen ingresos. A veces es dificil vivir sin ellas, pero se puede. Nos referimos a los estudios, investigaciones, sistemas de información, mecanismos de remuneraciones, y todo tipo de manejo de información que permite que las funciones de producción y marketing se desarrollen normalmente. Tiene que hacer alguna de ellas, no todas. Concéntrese en las que realmente aportan al esfuerzo de traer ingresos al negocio: las relacionadas con el conocimiento del mercado y con el manejo de los costos. Todas las demás… pueden esperar. No se enrede con las modas que existen y pululan en este mundo de los negocios: usted esta muy chico para ocuparse de la Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) y éso sólo le traerá gastos. Ya llegarán los tiempos en que pueda preocuparse de los monos y del medio ambiente y de la sociedad. Por ahora. enfóquese en su negocio. Dedíquese a crecer. Nada más.

No olvide que su negocio es lo más importante de su vida. Es el hijo que más tiempo y recursos le demandará. Sus otros hijos crecerán y se irán de su lado (son del mundo, decía K. Gibran) mientras que éste le quedará y siempre estará creciendo y pidiéndole cosas. Por lo tanto, dedíquese a él. Desarrolle y utilice su mentalidad ganadora y…. ¡a trabajar!


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: