Gestion Emprendedora


Algunos tips de Gestión que exigen un poco más de cordura by cardume
agosto 28, 2007, 2:57 am
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

En las intervenciones a empresas a menudo nos encontramos con situaciones creadas por vendedores de mitos (asesores y consultores tipo seudos gurues, o el hijo del jefe recién egresado de alguna facultad de negocios) que, por decir lo menos, hacen perder tiempo, plata y enfoque a los empresarios y a las organizaciones. Aquí nos referiremos a tres (3) de ellos, quizá los más anecdóticos por lo generalizados: la definición de Visión y Misión, el recurso más importante (el humano), la importancia de las Utilidades. Más adelante iremos desgranando más este choclo…. y describiendo sorpresas. Es muy importante que los emprendedores, sobretodo los nuevos, tengan la película clara respecto a la Gestión, y así eviten comprar castillos de naipes o hipotecar su futuro montados en falsos caballos llenos de oropeles. Un empresario consolidado puede darse el lujo de gastarse alguna broma o una farra de gestión, pero un emprendedor nuevo… a menudo lo que recupera en el día es todo su capital de giro para el día siguiente.

Definición de Visión y Misión. ¿Se imagina alguna organización (privada o pública, con o sin deseos de ganar dinero) que no tenga una visión de mediano y largo plazo basada en la calidad, la eficiencia, el respeto a los derechos de los trabajadores y al medio ambiente, el objetivo supremos de “ser los mejores”? Y a eso, agregados una serie de frases estrambóticas que refuerzan esos deseos. ¿Creen que alguien, en su sano juicio, escribirá “mi visión es seguir viviendo y ganando lo mismo que ahora”? Puede que exista ese alguien, pero definitivamente sería un alguien muy atípico en este mundo de ganadores que el de los negocios. Por lo tanto, si las definiciones de Visión se caracterizan por la uniformidad declarativa positiva, ¿para qué perder el tiempo definiéndola? ¿Para qué sirve?

En cuanto a la Misión, lo mismo. ¿Se atreverían a escribir “mi misión es ganar tanto dinero como sea posible y cagarme en la tapa y en el mundo”? Seguramente que nó. Serían inmediatamte tachados de… cualquier cosa y excluidos de la especie humana. Y sin embargo, todos los empresarios piensan que su misión en la vida es esa, pero políticamente escriben “mi misión es proveer de los mejores productos, y poner mi granito de arena para salvar a la humanidad”. Por supuesto que alguien va a comentar que es, o conoce, a empresarios que no piensan asi, que son buenos muchachos, y que comulgan con la Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) y todas esas yerbas; el asunto es… ¿cuántos, estadísticamente hablando, son así? Porque la distribución de frecuencias es una campanita ¿no? Allí hay de todo. Y lo más importante, ¿usted les cree?

No digo que no sea necesario tener una idea de esos conceptos, pero ¡por Dios! No hagan perder el tiempo de gente ocupada toda una semana o más tratando de que describan lo indescriptible. Y sobretodo, no les hagan creer que si lo hacen bien, llegarán a tener tanto como Bill Gates o Carlos Slim.

Para los que gustan de pensar lógicamente, y a los emprendedores les gusta antes de contagiarse ¿cuál es la Visión de la empresa? La que describan sus presupuestos. Por lo tanto… a aprender a presupuestar en lugar de estar jugando a los estrategas ¿Y cuál es la Misión? Ganar dinero para los propietarios. No hay otra. nadie invierte para salvar a la humanidad, ni siquiera a la comunidad. ¿Es que deben destruir el medio ambiente para eso? ¿Es que deben darle de látigos a sus trabajadores? Si uno de los participantes en el juego económico, el Estado, no cumple su papel y no hace sus tareas, es obvio que lo destruirán y abusarán, como lo hacen actualmente. ¿Qué hay que hacer, entonces? Hacer que cada participante cumpla el rol para el que fué creado. El empresario, crear riqueza y dar trabajo. Y el Estado, controlar y regular. Si uno de ellos no lo hace, como ahora sucede, llega el caos.

El recurso más importante, el humano. Este es el mito de las emociones. Estamos llenos de libros y asesores y conferencias acerca de este tema, y de ninguna manera se puede negar que el recurso humano sea importante. Pero ¿el más importante? Sí, pero para el asesor que lo predica, porque de ahí viene su ingreso. Para el empresario el humano es un recurso más, que debe ser mantenido y ojala mejorado, bien tratado, pero… si Juan se va, llega Pedro. Siempre va a haber un Pedro esperando. Esa es la cruda realidad, por mucho que digamos que “hemos invertido tanto en Juan…”. Por lo tanto, más que mirar al recurso humano desde la óptica sicológica y sociológica (y hasta emocional y amorosa), mirémoslo friamente como lo que es, un recursos desarrollable, de habilidades y talentos desarrollables, y sin el cual los otros recursos no funcionarían. Y tomemos las decisiones que permitan ese desarrollo de manera que… lo que generen para la empresa sea mayor que lo que la empresa gasta en ellos, porque esa es la única razón para la cual fueron contratados. Nadie contrata a un humano por lástima o beneficiencia. Una ecuación tan simple es interesadamente obviada por los vendedores de mitos, y a las empresas les hacen comprar programas de alto costo y de incierta eficacia basados en el reconocimiento “de las características humanas” del personal.

La importancia de las Utilidades. En primer lugar, ¿importancia para qué? Porque los “sobrantes” de la empresa los podemos mirar desde varias ópticas. Si lo que queremos es juntar plata para gastarla en las vacaciones en las Islas Fidji, entonces nos preocupará la última línea del Estado de Pérdidas y Ganancias: Utilidades o Pérdidas. Pero, si la pregunta es ¿estoy en el negocio correcto? entonces más deberíamos mirar la línea intermedia de ese Estado Financiero, el Margen Bruto. Por provenir de la comparación entre los precios (la voz del mercado, la voz de Dios) y los costos del inventario, el Margen Bruto nos muestra la verdadera “rentabilidad” del negocio en el que estamos metidos; lo demás son Costos de Funcionamiento, que sólo muestran el cómo el empresario quiere funcionar: a todo trapo, con instalaciones caras y secretarias hermosas y también caras, o racional y espartánamente, con instalaciones adecuadas a la función y punto. Y en segundo lugar, las Utilidades no son el dinero en Caja, sino son los fondos promedios que rotan en el Ciclo de la Empresa más allá de lo invertido en costos. No es un montón de billetes o monedas; es parte del Flujo de Caja. Así que si quiere irse de vacaciones, deberá esperar a que esas Utilidades sean convertidas en liquidez antes de comprar los pasajes. A veces esto implica endeudarse, asi que… cuidado.


2 comentarios so far
Deja un comentario

bueno me gusto

Comentario por Anónimo

bueno me gusto

Comentario por martha




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: