Gestion Emprendedora


El Punto de Equilibrio… o cuándo comienzo a ganar. by cardume
octubre 22, 2007, 2:15 am
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

De entre todas las herramientas de Gestión quizá la más conocida y abusada sea la del Punto de Equilibrio, aquel “punto” en que los Ingresos totales se igualan a los Costos totales. A partir de ese punto, comenzamos a ganar; bajo ese punto, aún estamos perdiendo. La lógica de la herramienta es impecable y su álgebra muy simple: basta dividir los Costos Fijos por la diferencia entre el precio unitario y el costo unitario y….¡zas! El resultado es el Punto de Equilibrio. También lo podemos calcular usando las cifras de ventas y costos totales. La verdad, no deberían haber problemas ni en el concepto ni en el cálculo… pero los hay. Y muchos.

En primer lugar, el cálculo se realiza bajo el supuesto de linealidad de las funciones de Ingresos y Costos. Y sabemos que esa tal linealidad no existe. Todos los procesos de negocios son no-lineales, especialmente los costos. En mis trabajos profesionales he llegado a identificar hasta funciones cúbicas en el comportamiento de los costos (esas que se escriben como “x elevado al cubo”, o sea a 3). Por ejemplo, los costos de seres vivos, como en pecuaria, son funciones cúbicas por efectos de la transformación de alimento en carne. O bien la función exponencial sigmoidea logística, que es la alternativa de tratamiento. Y por el lado de los ingresos, tampoco existen comportamientos lineales. Piensen no más en lo que harían si venden una unidad en $ 45 y de repente les llega el cliente esperado que les ofrece comprarles 3.000 unidades pero a $ 39.- ¿Se negarán a hacerle ese pobre favor? Ya con esa decisión solamente el supuesto de linealidad de los ingresos se fué al cielo.

Por otra parte, la herramienta se basa en los costos calculados bajo criterios variables, exclusivamente variables. No directos ni absorbentes. El Punto de Equilibrio se calcula tomando en cuenta el comportamiento de los costos, no su naturaleza. Por lo tanto, aquellos que calculan el P.E. a partir de un estado de Pérdidas y Ganancias obtenido bajo criterios distintos al costeo variable, cometen un grueso error. Y todos sabemos que los E.P.G. se obtienen, en un 99,9%, de costeos absorbentes ¿verdad?

En tercer lugar, el P.E. es un cálculo que ignora el efecto del uso de la capacidad instalada. La famosa “cantidad” que incluye es totalmente indiferente al grado de uso de la infraestructura y equipos, y sí se refleja en los Costos Fijos que van en el numerador. Normalmente esos Costos Fijos son simplemente el costo erogado en Funcionamiento en el período, sin considerar si se trabajó a un 30% o a un 80% de uso de la capacidad. Otro hándicap para el Punto de Equilibrio.

¿Se puede calcular un P.E. que refleje la realidad del emprendimiento? Por supuesto. Si el que lo calcula sabe hacerlo y considera, por lo menos, los 3 aspectos señalados… obtendrá su P.E. deseado. Pero su cálculo es mucho más complejo que lo que la formulita insinúa. No es un problema de aritmética, es un problema de metodología y conocimiento.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: