Gestion Emprendedora


Cómo mirar al mundo y vivir en él… by cardume
octubre 24, 2007, 6:53 pm
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

¿Qué miramos cuando caminamos por la ciudad y vemos una fila de infantes cruzando la calle? ¿A un grupo de niños tomados de la mano y dirigidos por una profesora? ¿O la oportunidad de reacondicionar nuestra wagon y dedicarla al transporte escolar para evitar los riesgos a esos niños? Se define un negocio como una oportunidad detectada mezclada con la posibilidad de transformarla en Valor para alguien. Si caminamos por la calle y miramos la luna, detectamos la oportunidad de llenarla de turistas espaciales y por lo tanto hacer un eventual negocio con ello; pero ¿existe la posibilidad de hacerlo? Bueno, mirando nuestro escuálido presupuesto, claro que no. Por lo tanto, aunque exista la oportunidad ésta no esta acompañada de la posibilidad, y por lo tanto no es negocio. ¿A qué va esta disquisición casi filosófica? A que se habla mucho de emprendedorismo, pero poco de cómo se hace. Un emprendedor es esencialmente un detector de oportunidades y un constructor de Valor. Y para poder hacerlo, hay que tener claro cómo funciona nuestro mundo cognoscitivo; es decir, cómo miramos al mundo.

Existen 2 tipos de personas: los Administradores de Procesos y los Gestores de Negocios. Los primeros son motivados por la optimización de lo que hacen, y su pensamiento es secuencial. Son los que luchan por llegar a ser los mejores Contadores, Abogados, Escritores, Jefes de algo. Son los de la mejora continua. Los segundos no buscan la optimización sino la oportunidad, y a partir de su detección e identificación crean el negocio. Son los creativos, los empujadores. No necesariamente son líderes. Su pensamiento es lateral. De los primeros está plagado el reino de la tierra; los encontramos dirigiendo las organizaciones. Los segundos, son escasos, y su destino es triunfar, fracasar, y volver a triunfar. Son los agentes del cambio y los generadores de la riqueza, no son optimizadores. Lo cognoscitivo en ellos está basado en la innovación; en los primeros es la rutina (cada vez mejor ejecutada, por supuesto).

El mundo cognoscitivo es una mesa con 3 patas, cada una con una misión específica:

a) Lo sensorial. El mundo se percibe con los sentidos. Son éstos los que nos indican si estamos acercando la mano al fuego o al hielo. Son los sentidos los que nos indican si la organización está cumpliendo o no los objetivos para los que fué creada.

b) Lo simbólico. El mundo se percibe con los sentidos pero se interpreta modélicamente. Son los modelos que construimos los que nos permiten interpretar la realidad percibida por los sentidos. Nuestra capacidad de modelizar es la que define nuestra capacidad de decidir.

c) Lo fáctico. Percibimos con los sentidos, interpretamos con los modelos, actuamos con la decisión. La decisión óptima es la que nace de un modelo óptimo construido a partir de una percepción óptima.

Este mundo cognoscitivo es válido para los 2 tipos de personajes. Pero cada una de ellos utiliza más de uno de los componentes que el otro. Por ejemplo, se reconoce la gran capacidad de modelización de los Gestores de Procesos, que les permite extremas sus capacidades de detección e identificación de oportunidades y de asignación de factibilidad a las mismas. Asimismo, se reconoce la capacidad de decidir de los Administradores de Procesos. Ambas tipologías son necesarias y complementarias en la organización. Ninguno es mejor que el otro, aunque se reconoce que los Gestores son más escasos que los Administradores (alguien aventuró una proporción de 5/95).

El Administrador es construible; de hecho, todo el sistema educacional tiende a ello, a “fabricar” Administradores de Procesos. Mientras que el Gestor es perfectible; existen personas que en forma innata son “buenas para los negocios”, para detectar las oportunidades y desarrollarlas, y esa capacidad es posible mejorarla aplicando la metodología adecuada. En nuestros Talleres de emprendimiento utilizamos metodologías de este tipo, que el tiempo y la experiencia nos han ayudado a pulir, y hemos sido testigos y partícipes del incremento en las capacidades y competencias de los Gestores de Negocios a los que se han aplicado.

En función a los conceptos perfilados, cada uno de los emprendedores debe autoreconocerse (autodiagnóstico) y orientar sus actuaciones en el sentido correcto. Si se es Administrador o Gestor los comportamientos serán diferentes y por ende sus consecuencias. El mundo esta lleno de fracasados porque nadie, ni ellos mismos, supieron ubicarse en la clasificación correspondiente y estuvieron toda la vida en el lugar incorrecto haciendo lo que no debían (y no les gustaba) hacer. La misma sociedad comete esos errores y es así como nombra Directores de Hospitales a los titulados de médicos, perdiendo un buen galeno y ganando un mal administrador.

¿Cuál es el mensaje? Primero, pregúntate y define quién eres… ¿Un Administrador de Procesos o un Gestor de Negocios? Una vez que te definas, actúa en el ámbito correspondiente usando las habilidades y capacidades que les son propias. No es dificil conseguirlas; basta con que te acerques a los que saben de estas cosas. Tal como veas el mundo, será la calidad de vida que tengas en él: el mundo o es un proceso o es una oportunidad.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: