Gestion Emprendedora


Las dificultades del sistema de costeo ABC y una solución by cardume

El sistema de costeo ABC, o costeo por actividades, es de lejos el mejor esquema de captura, clasificación, y análisis de los costos que se ha creado. Por lo pronto, es el único sistema orientado hacia la estrategia del negocio y no hacia el volumen, lo que lo convierte en “accesorio” obligado de los esquemas estratégicos de gestión, como el Balanced ScoreCard (BSC) y otros similares. Es el único sistema que nos permite responder a la pregunta crucial de “cuánto cuesta hacer un kilo de pan” en lugar de “cuánto cuesta el kilo de pan”. Del momento en que puedo determinar el costo de mezclar, amasar, orear, hornear, puedo evaluar otras maneras más eficientes de hacer esas operaciones. Es el único sistema que le permite a un Banco calcular cuánto le cuesta abrir, mantener, y cerrar una cuenta corriente. Y así. ¿Donde está, entonces, el problema? En su complejidad.

Esto lo reconocen hasta sus autores y diseñadores, especialmente el profesor Robert S. Kaplan. Efectivamente, el diseño e implementación del sistema sólo está reservado a conocedores y expertos porque los que no conocen el sistema terminan diseñando y aplicando costos absorbentes más sofisticados simplemente. Pero donde se complica la cosa es en la práctica del sistema: la recolección de los datos adquiere tamaños exponenciales, dejando obsoletos hasta a los softwares contables en muy poco tiempo. La causa reside en su concepción: antes el costo se capturaba en un solo Centro de Costo; ahora, los C.C. no existen ya que fueron reemplazados por “centros virtuales”, pero cada uno de éstos puede llegar a tener muchas actividades, con lo que la carga de recolección se multiplica. Lo mismo sucede cuando debemos llegar hasta la etapa de cálculo del costo unitario: lo que antes era fácil ya que sólo se trataba de dividir una masa de gastos por una masa de producciones, ahora se complica enormemente con el diseño de los Inductores o Costs Drives adecuados, y con el cálculo de los mismos. Es una tarea para conocedores.

¿La solución? Muchas deben haber sido las críticas que llovieron sobre los autores que se dieron maña de “inventar” una variante que soluciona todos esos problemas a través de la introducción del concepto de “Costeo ABC regido por el tiempo“. Ya el nombre indica por donde anda la solución, y es el mismo nombre adoptado por los profesores Robert S. Kaplan y Steven R. Anderson para un artículo en el que dan a conocer su solución e incluso presentan un par de ejemplos muy simples. En grandes palabras, ya no se trata de capturar lo que se hace sino en cuánto tiempo se hace, bajo el supuesto (bastante válido por lo demás) de que la competencia del que lo hace es una variable bastante pareja en su desempeño.

Este artículo lo publicaron en la revista Harvard Business Review en Noviembre del 2004, en su página 146 y siguientes. Les sugiero la busquen y estudien el artículo; desgraciadamente no tengo cómo agregarlo aquí, pero la revista es muy conocida y valorada en los ámbitos académicos y empresariales y por lo tanto fácil de encontrar.


1 comentario so far
Deja un comentario

I’m gone to say to my little brother, that he should also visit this web site on regular basis to obtain updated from most recent information.

Comentario por electronic cigarette




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: