Gestion Emprendedora


¿La mejor inversión para el emprendedor?: contraten a un buen Consultor. by cardume
octubre 29, 2007, 1:48 am
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

A los emprendedores que me consultan acerca de qué es lo mejor que pueden hacer con su dinero en sus etapas tempranas, les respondo: contraten a un Consultor. Bueno, eso sí. Les proveerá de los conocimientos y la experiencia que les faltan, les evitará caidas y errores a veces fatales, les indicará el camino correcto en su lucha diaria por la supervivencia y el crecimiento. Ahorren en todo lo que quieran, incluso en ustedes mismos, pero no en un buen consejo. Es la mejor inversión que puede hacer un emprendedor emergente. Pero, insisto: busquen al mejor, no al más barato. Hoy en día la Consultoría es una de las opciones más recurridas por los profesionales recién egresados que no han logrado encontrar un trabajo; desgraciadamente, esa opción no es la mejor para sus eventuales clientes ya que no tienen capacidades ni habilidades que ofrecer por su falta de experiencia, y por lo tanto su capacidad para generar riqueza para su cliente es muy limitada. Su única ventaja es que… son baratos. Por eso, si no quieren perder su dinero, busquen al mejor Consultor al que puedan tener acceso.

A todo éso, ¿qué es un Consultor? Es un profesional que es consultado, ya sea por sus conocimientos, ya por la experiencia acumulada en un determinado campo del hacer y el saber, o ya por ambas razones. También hay otras definiciones: es el que habla mucho, no hace nada, y se atribuye los triunfos de los demás. El hecho es que, existimos y somos usados… por lo tanto, para algo debemos servir.

Las empresas utilizan consultores cuando las capacidadees internas no son bastantes para resolver algún problema, o cuando el costo de generar soluciones desde adentro sobrepasa en mucho el costo de consultar afuera. No es un servicio barato, por lo tanto el empresario debe tener mucho cuidado en el momento de elegir a un consultor. La idea es que el egreso sea una inversión, no un gasto.

Desde el punto de vista del que ejerce la función, las capacidades para hacerlo son tres:

a) el inventario de conocimientos y destrezas que se tenga en un determinado campo del saber. Este aspecto es normalmente evaluado a través de los antecedentes académicos, y se supone (aunque muchas veces es más un supositorio que un supuesto) que un título ampara esos conocimientos.

b) la experiencia acumulada en determinado campo. Quizá es la capacidad más importante a evaluar en el momento de contratar. Lo que el empresario quiere son soluciones, y éstas provienen de un conjunto de conocimientos aplicados a problemas, es decir, de experiencias. A veces la Consultoría se enfoca como alternativa al desempleo, sobretodo en el caso de profesionales jóvenes y comenzando, pero no es así en el caso de los que hicimos la carrera profesional, y que consideramos llegado el momento de aportar. La experiencia es el mayor activo con que contamos.

c) las capacidades propias de la profesión: saber comunicarse, saber transmitir conocimientos y experiencias, saber diagnosticar situaciones, capacidad de uso de herramientas, capacidad de generar vínculos con las personas, etc.

Por su parte, los Consultores los podemos encontrar en las siguientes organizaciones básicas: especialistas técnicos que normalmente trabajan solos; especialistas internos que trabajan sobre la base de “cliente interno” en las empresas; profesionales independientes; organizaciones cuyo rubro es la consultoría.

Desde el punto de vista de los ingresos, éstos tienen dos atributos: los monetarios y los intangibles o emocionales. Los monetarios no son cuantiosos, no superan los ingresos medios de un profesional empleado con una experiencia similar aunque a veces aparecen contratos que son la corona de la reina y financian todo un año en 2 meses.

Los ingresos no monetarios sí que son cuantiosos. Trabajar en libertad completa, sujeto solamente a las especificaciones del cliente. Sin rutinas, creatividad completa. Conocer muchos rubros y experiencias. Conocer personas. Administrar la propia carrera. Ser dueño del tiempo propio. En general, y en mi caso particular luego de haber hecho toda la carrera profesional (desde ingeniero aprendiz en una empresa minera hasta Gerente General en Bolivia de la representación de una multinacional europea fabricante de camiones), me arrepiento de no haber comenzado antes; aunque tampoco hubiera podido ofrecer mucho, ya que este negocio se basa en la experiencia.

Un consejo para los que se lancen a la piscina: junten ahorros para unos cuantos meses. Mi primer contrato interesante me llegó a los 6 meses de abrir mi oficina… pese a todo mi curriculum y relaciones.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Una experiencia muy interesante, muchas empresas confían demasiado en su visión y niegan la posibilidad de solucionar sus problemas aceptando las modificaciones necesarias sugeridas por los consultores. Los consultores trabajan en equipo y la experiencia es un capital subvalorado tanto por los jovenes consultores como por los empresarios que buscan ahorrarse unos pesos. Buen artículo.

Comentario por JuanK




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: