Gestion Emprendedora


El ejemplo de los exitosos: Henry Ford by cardume
noviembre 21, 2007, 7:52 pm
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

Henry Ford nació el 30 de julio de 1863, en Dearborn, Michigan, USA. Hijo de un modesto labrador, su padre no lo hizo proseguir estudios más allá de la escuela primaria y lo inició en las labores agrícolas. Ya en esa época se comenzó a evidenciar el genio que habitaba en él. “Muy pronto tuve la impresión de que se realizaba demasiado trabajo para obtener pocos resultados”. A sus 12 años conoció la locomotora de carreteras, armatoste que lo impresionó por el resto de su vida y constituyó su gran desafío: construir una máquina más eficiente con capacidad para andar por las carreteras.

A los 17 años entró como aprendiz mecánico en la fábrica de Dry Dock. La carrera para llegar de aprendiz a mecánico duraba 3 años y el joven Ford la completó en uno. Es esta época eligió la opción de la nafta como fuente de energía, contra la opinión prevaleciente que apostaba por la fuerza del gas, en el motor Otto. Posteriormente renunció a su trabajo y entró a la sociedad de electricidad Edison, de Detroit, y en sus ratos libres siguió trabajando en su sueño: una máquina movida por vaporización de nafta. En 1892, a los 29 años de edad, construyó su primer prototipo. Entre 1895 y 1896 recorrió mas de mil millas haciendo todo tipo de pruebas, y luego vendió su invento por US$ 200,00. En el ínter tanto la compañía eléctrica le ofreció un elevado puesto, muy bien remunerado, a cambio de que se olvidara de su proyecto, y la respuesta de Ford fue renunciar para dedicarse enteramente a su sueño de construir el primer automóvil funcional.

El 15 de agosto de 1899 dejó la sociedad de electricidad y persuadió a algunos inversionistas para fundar la Sociedad de Automóviles de Detroit. En marzo de 1902, desencantado con la actitud de sus socios (que buscaban reservar el producto para un mercado de elite), dejó la sociedad porque él apostaba por un producto de consumo masivo. En 1903 participó en una famosa carrera con dos vehículos, el “999” y el “Flecha”, y ganó. Esto le permitió adquirir notoriedad nacional y formó la Sociedad Ford, la que en un solo año produjo y vendió 1.708 vehículos (cuando la venta anual en la anterior sociedad era de 100 al año). A partir de ahí, ya nadie paró al joven Ford y llegó a construir ese imperio mundial llamado la Ford Motor Company.

¿Cuál es la lección? Hay varias lecciones. En primer lugar, el que quiere, puede. Un joven pobre, hijo de agricultor pobre, usando la fuerza de su voluntad, construyó un imperio mundial. Esto enseña que cuando se quiere no hay vallas que puedan detener una voluntad indomable. No es la falta de capital la excusa para detener a un triunfador; la falta de capital es la excusa de los perdedores. En segundo lugar, el que cree en su idea, sale adelante. Todo el mundo, incluso sus propios ingenieros, estuvieron en contra de algunos de los diseños de Ford, como el monoblock por ejemplo. Y al final triunfó la idea de Ford. La fuerza de voluntad para imponer una idea en la que se cree es la fuerza generatriz del éxito. En tercer lugar, nada reemplaza a una estrategia bien concebida. Cuando todo el mundo apostaba a los mercados de dinero, “los que podían comprar”, Ford apostó a los mercados masivos, del pueblo americano. Incluso aplicó remuneraciones varias veces superiores al promedio para que se construyera un mercado comprador.

Si Ford pudo hacerlo en USA, ¿por qué tú no puedes hacerlo en Bolivia, Chile, Perú, Paraguay, o cualquier país de nuestro continente? ¿O es más fácil quejarse y echarle la culpa a los demás? No es necesario pensar en construir automóviles… la fabricación de mermeladas o de prendas de vestir puede servir de la misma manera. ¡Lo importante es atreverse y comenzar!


1 comentario so far
Deja un comentario

me gusta leer este tipo de experiencias porque me motivan para seguir adelante deje mi pais porque pense que no podría superarme bajo las condiciones en las que funcionaba el sistema pero me di cuenta que las personas nos superamos con mas facilidad cuando las condiciones son adversas en un país como emigrante he podido consevir mi proyecto y lo estoy sacando adelante diariamente ánimo a todas las personas que tienen un proyecto bajo el brazo es mejor arriesgar a que un día digas lo pude haber hecho saludos a todos

Comentario por jorge galarza




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: