Gestion Emprendedora


El reconocimiento de la incertidumbre y el manejo de sus herramientas by cardume
noviembre 28, 2007, 7:33 pm
Filed under: 746, calidad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

Es un decir general el que vivimos en medio de la incertidumbre. La definimos como ese horizonte desconocido al que apenas podemos perfilar si adoptamos ciertos supuestos de comportamiento. Reconocemos que existe una relación directa entre el grado de incertidumbre y el adentrarse en el futuro. Hasta nos damos el lujo de diseñar teorías acerca de su naturaleza en función de los entornos, las ideologías, los estilos de dirección. Todo bien. De lo que pocas veces se habla es acerca de las herramientas que necesitamos para poder manejar la incertidumbre, para poder sumergirnos en el llamado UMBRAL DE LA INCERTIDUMBRE y tomar decisiones que nos permitan moldearla. Porque finalmente éso es lo importante: actuar. La cosa es haciendo, no hablando.

La relación entre las etapas del umbral y las herramientas que se deben utilizar para manejarlo se muestra en el gráfico al que pueden acceder aquí: Umbral de la Incertidumbre. Un análisis cuidadoso del gráfico puede indicarles sus etapas y las herramientas relacionadas, pero haciendo un pequeño breefing encontramos que en el futuro existen el corto, mediano, y largo plazo. En el corto plazo las decisiones que se toman son operativas y se basan en el cálculo. Un ejemplo típico de ésto es la decisión de dejar entrar o no a un operacio que llegó tarde a su trabajo, o la emisión o no de una cotización o de un pedido. Una venta puntual, una compra puntual o programada, son todas decisiones del corto plazo y se manejan con la herramienta empresarial por excelencia para esta etapa: la contabilidad.

En el mediano plazo las decisiones son de tipo administrativo. En este caso la certeza es reemplazada por la probabilidad. Todo futuro queda inmerso dentro de una campana de probabilidades de ocurrencia y dependerá de la excelencia profesional que esa probabilidad sea ajustada hacia el resultado deseado. Ejemplos de ésto son los procedimientos administrativos que enmarcan las decisiones de corto plazo. Ya no la compra sino el procedimiento de compra. Las herramientas para esta etapa son aquellas cuantitativas basadas en las probabilidades, como las estadísticas de control de procesos, o las técnicas de inducción y medición del desempeño.

Finalmente, en el largo plazo las decisiones son estratégicas, son decisiones del tipo sí o no. Normalmente se utilizan herramientas especulativas, y existen dos clases de las mismas: con baja o con alta probabilidad de acierto. La diferencia entre ambas clases tienen que ver con el grado de cuantificidad de la herramienta. Un modelo matemático complejo y bien diseñado tendría una alta probabilidad de acierto, por ejemplo; en cambio, una o varias sesiones del método Delphi las clasificaríamos en un bajo grado de aciertos, por su extrema subjetividad.

Las empresas, por carencias de conocimientos de gestión, tienden a obviar este planteamiento y a utilizar el modelo contable y sus derivados (Presupuestos) para incursionar hasta en el largo plazo y tomar decisiones estratégicas. Eso es un error de ignorancia ya que a partir de un año, o quizá dos, los guarismos se repiten in extenso en el tiempo… y el empresario cree, ingenuamente, tener en sus manos un ¡Presupuesto para los próximos 20 años! en el que las 18 últimas columnas son idénticas.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: