Gestion Emprendedora


Dios escribe en matemáticas by cardume
diciembre 13, 2007, 11:15 pm
Filed under: 746, calidad, competitividad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

¿Cómo representamos un fenómeno? ¿Con un color o un sentimiento? No, con 2 números: una medida de tendencia central y una medida de variabilidad. Generalmente usamos el promedio y la desviación estándar. Cualquier otra medida es bla bla. ¿Tu esposa o enamorada SIEMPRE llegan tarde? NO! Ella, en un 90% de los casos, llega a las 5:45 PM con una variación de más o menos 15 minutos. Su comportamiento dentro de ese rango de 30 minutos dependerá de TU propio comportamiento como inductor del fenómeno: si acostumbras a recibirla con una flor o una joya de seguro que llegará en el “menos 15 minutos”; si acostumbras a recibirla con un ladrido, llegará en el “más 15 minutos”. Eso se llama Distribución, y se puede hasta dibujar y representar con una función matemática y hasta calcularle una probabilidad de ocurrencia. Ahí tendríamos bien definido un fenómeno.

La Gestión se define como el acto de combinar recursos para cumplir una estrategia. Que ésta sea ganadora o perdedora dependerá de la calidad de la combinación diseñada. Para gestionar, o para diseñar esquemas de gestión, es básico mirar la realidad a través del vidrio que usó Dios para crearla: las matemáticas. Otros lenguajes, como los idiomas humanos, son incompletos para describir algo que se basa en relaciones entre objetos y en decisiones sobre ellos que derivan en optimizaciones.

¿Qué es un fenómeno? Todo lo que puede ser percibido por los sentidos o la conciencia, dicen los diccionarios. Pero en Gestión esta definición está incompleta. ¡Fenómeno es todo lo que es medible! No nos basta con la percepción. Si “algo” no se puede medir, simplemente no existe. Si no somos capaces de medir de alguna manera el transcurrir y las conclusiones de una reunión ejecutiva, esa reunión sólo fué un buen (o mal) junte y para los objetivos de la empresa nunca existió. Suena duro, pero si quieres entrar al mundo de la gestión, ésta es la actitud.

Tenemos que tener la capacidad y la habilidad para mirar el mundo desde una perspectiva matemática, si no no seremos capaces de identificar relaciones y diseñar indicadores de medición. ¿Qué es una reunión de capacitación? ¿Varios buenos muchachos, simpáticos, todos trabajadores de la misma empresa, llenos de motivación y empowerment, esperando recibir orientaciones o conocimientos de un señor con corbata y cara de inteligente? Así la ven el 90% de los humanos y hasta los especialistas en conducta y otras ciencias; nosotros, el 10% restante, especialistas en Gestión, debemos verla como lo que realmente es: una matriz de “m x n” (dependiendo del ordenamiento de la sala), en que cada Aij (cada uno de los participantes) llega con un atributo definido por un número (por ejemplo, su nivel de conocimientos en la materia calificado de 1 a 100), y que está siendo afectado a través de un operador matemático (en este caso, una multiplicación) por otra matriz de tamaño p (el instructor) que puede ser un escalar (un simple número, digamos 1,25) y que tendrá como solución una tercera matriz de tamaño “m x n” pero cuyos elementos tendrán un valor de “1,25 x Aij”. Es decir, todos esos muchachos saldrán de esa reunión de capacitación (multiplicación de matrices) sabiendo 1/4 más de lo que sabían al entrar a la misma. Así es como hay que mirar al mundo.

¿Es dificil? No lo es. Basta con aprender el idioma que habla Dios y utilizarlo. ¿No es deshumanizante? No, ¿porqué va a disminuir la calidad de un ser humano el mirar al mundo con los ojos de Dios? ¿Acaso los ciegos lo miran de la misma manera que todos nosotros?

Mi primer trabajo internacional fué en una multinacional israelí, dueña de fábricas de aceite vegetal dispersas por todo el mundo. Me contrataron por mis capacidades en Costeo, y en una reunión ampliada en Tel Aviv me pidieron que justificara mi sueldo. Yo, pajarito nuevo y lleno de brios, les hablé del ser humano, de la motivación en el trabajo, de la inteligencia aplicada a los procesos, de las relaciones humanas, y de toda esa fanfarria humanista ¡Hasta creo que los hice llorar! Pero el Director del área latinoamericana, mi jefe, de no mas de 30 años (poco más que yo en ese entonces) me dió la lección de mi vida: “Todo muy bonito, pero ¿cuántos US$ ganaremos al fin de año con todo éso?”. No supe responder. Ahí, en esa reunión, aprendí más que en 5 años de Universidad, y esa pregunta marcó el resto de mi vida. SI NO SE PUEDE MEDIR, NO EXISTE. Ahora, les traspaso la lección.


1 comentario so far
Deja un comentario

It’s hard to come by well-informed people about this subject, however, you seem like you know what you’re talking about!
Thanks

Comentario por gold investment news




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: