Gestion Emprendedora


Emprendimientos: servicios inalámbricos by cardume
febrero 25, 2008, 8:04 am
Filed under: 746, calidad, competitividad, Costos, Emprendimiento, Gestión, gestionemprendedora, negocios

Jerry Knoblach quiere llevar la conexión inalámbrica de alta velocidad a millones de estadounidenses que viven en zonas rurales. Su plan: transmitirla mediante globos que flotarán al borde del espacio.

No son sólo castillos en el aire. Su empresa, Space Data Corp., ya lanza 10 globos al día en el sur de EE.UU., brindando servicios especializados de telecomunicación para camioneros y petroleras. Sus globos ascienden 32 kilómetros en la estratosfera, cada uno cargado con un equipo electrónico que actúa como una especie de “minitorre” para celulares que cubre cientos de kilómetros cuadrados en tierra.

Su idea ha llamado la atención de Google Inc., según personas al tanto. El gigante de Internet, que está tratando de incursionar en servicios inalámbricos, ha considerado contratar a Space Data o incluso comprar la firma, según una persona. Knoblach, presidente de Space Data, rehusó comentar sobre socios concretos. Google no quiso hacer comentarios.

La expansión de los servicios rurales de telecomunicaciones es una prioridad para los reguladores. Alrededor del 36% de los habitantes de las zonas rurales en EE.UU. no tienen conexión a Internet. El problema es que es caro tender cables o construir torres celulares tradicionales en áreas con tan pocos usuarios. Space Data dice que un sólo globo puede proveer un área que de otra manera necesitaría 40 torres celulares. El mantenimiento de un sistema de telecomunicaciones basado en bolsas llenas de gas en el cielo requiere algo de creatividad. Los económicos globos sólo sirven durante unas 24 horas antes de explotar en el aire enrarecido de la atmósfera. Entonces, el equipo electrónico que transportan regresa suavemente a la tierra en pequeños paracaídas.

Esto significa que Space Data debe lanzar globos nuevos constantemente. Para hacer eso, contrata a mecánicos que trabajan en pequeños aeropuertos del sur estadounidense y granjeros. Los granjeros son “personas muy responsables”, dice Knoblach. Tienen que “ordeñar las vacas todo el día, 365 días al año, así que es gente excelente para usarla como personal de lanzamiento”. Space Data les paga US$50 por lanzamiento.

La mayoría de los globos de Space Data están inflados con hidrógeno porque es más barato que el helio usado en globos de juguete y en los zepelines modernos. Por supuesto, el hidrógeno es inflamable, pero Knoblach dice que no plantea problemas de seguridad ya que es una cantidad muy pequeña de gas.

Knoblach también resta importancia a otro peligro potencial: aviones que choquen contra los globos. Añade que los globos
de Space Data tienen un diseño parecido al de los globos climáticos de los que se lanzan cada día alrededor de 1.800 en todo el mundo sin que causen problemas.

Google piensa que estos globos podrían cambiar radicalmente la economía de la oferta de celulares y servicios de Internet en lugares apartados, según personas al tanto. La compañía está licitando actualmente por un amplio espectro de radio en Washington.

En el centro de mandos de Space Data en Arizona, los ingenieros hacen un seguimiento de 10 globos en un mapa electrónico
en la pared. Los globos se desplazan muy lentos por Texas, Nuevo Mexico, Oklahoma y Arizona, donde Space Data vende servicios inalámbricos usados por camioneros para hacer un seguimiento de su flota.

Cuando un globo se acerca al fin de su vida útil, los técnicos envían una señal para separar el globo de su carga electrónica, la cual vuelve a tierra con un paracaídas. El globo explota en una especie de ¿confeti¿ a causa de la baja presión del aire, explica Knoblach. Las consecuencias ambientales de la lluvia de restos de latex son complejas. Algunos ambientalistas sostienen que los globos pueden ser mortales para tortugas, peces y ballenas, que pueden confundir el látex en el agua con medusas u otros organismos comestibles. Por estas razones, varios estados entre ellos Florida y Virginia restringen los lanzamientos de globos.

Knoblach dice que su operación ha sido revisada por una docena de organismos federales, los cuales no descubrieron un impacto ambiental significativo. Algunas agencias incluso lo consideran un beneficio neto, dice: los globos sustituyen a las torres celulares altas, que son responsables de matar una gran cantidad de aves migratorias que chocan contra ellas.

Aunque los globos son baratos y desechables a US$50 cada uno, el reemplazo del equipo electrónico cuesta unos US$1.500.
La recuperación de esos equipos puede ser intensa. Los trabajadores han rescatado transmisores de árboles, han escalado montañas, o han atravesado pantanos a pie. Space Data les paga US$100 por transmisor recuperado.

Amol Sharma, Wall Street Journal


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: