Gestion Emprendedora


Insistimos: el desarrollo se basa en la calidad cuantitativa de la enseñanza by cardume
julio 2, 2008, 1:44 pm
Filed under: General

El producto nacional bruto de un país está relacionado directamente con el nivel de matemáticas y ciencias de sus estudiantes, afirma Eric Hanushek, economista de la Universidad de Stanford.

Grupo de estudiantes de la escuela Mater Dei,  en Delhi

Pues bien, allí podría radicar la clave del gran desarrollo de India, cuyos estudiantes junto con los chinos tienen la reputación de ser los mejores en estas materias.

Chris Patten, rector de Oxford, expresó en días pasados que su Universidad considera a los estudiantes de India como los mejores, y que además existe un plan para atraer muchos más.

En la actualidad, casi el 25% de los estudiantes en universidades de Estados Unidos provienen de India.

Poderío intelectual

El 12% de los científicos y 38% de médicos en los Estados Unidos son de India. Y también el 36% de los científicos de la NASA, según indicó ante el parlamento D Purandeshwari, ministra de Desarrollo de Recursos Humanos de India en marzo pasado.

Martina Roy, estudiante de la escuela Mater Dei, en Delhi
Nuestros parientes y maestros nos dicen que debemos tener un objetivo fijo. Ellos quieren que seamos ingenieros o médicos y gastan una fortuna en nuestra educación
Martina Roy, estudiante

Por su parte la revista británica New Scientist afirma que India está surgiendo como “superpotencia de conocimiento” del mundo.

Y Thomas Friedman, columnista de New York Times, dice que India está a punto de convertirse en el “eje de innovación” de la economía global.

India surge no sólo como potencia económica global, sino también como un gran poderío en ciencia. Grandes empresas del mundo como General Electric, IBM, Suzuki, General Motors, Timken y Texas Instruments ya tienen sus oficinas y centros de investigación y desarrollo en ese país.

Empresas mundiales de alta tecnología, como Intel o Google, buscan hoy en India nuevas soluciones a través de pioneros cuyas ideas tomarán por asalto el mundo.

“Revolución”

Según New Scientist, “una revolución florece en la India”. A diferencia de cualquier otro país en vías de desarrollo, India está utilizando el talento, en lugar de ofrecer mano de obra barata o sus recursos naturales, para ingresar a la liga de las naciones tecnológicamente avanzadas.

India es ya una potencia mundial en informática. El sector farmacéutico es también muy avanzado. Tecnologías de información y de biotécnica son dos motores que mueven la economía. Pero el avance no se limita a la tecnología de la información.

Susan Banerjee, maestra de ciencia de la escuela Mater Dei, en Delhi
Estudiantes con un promedio de 90% en la secundaria no siempre logran su admisión en colegios con alto prestigio. La competencia es muy difícil
Susan Banerjee, maestra de ciencias

Científicos agrícolas cultivan plantíos genéticamente modificados para alimentar a los pobres. Biólogos moleculares son pioneros en el uso de células para curar la ceguera y otros producen vacunas baratas.

El avance de India en tecnología satelital es reconocido mundialmente. Hace unos meses, India lanzó 10 satélites de manera simultánea. Además ya tiene preparada su misión a la luna. ¿Cuál es la explicación?

Dedicación

El empresario Robert Compton realizó un documental titulado “2 millones de minutos”. Al finalizar su escuela secundaria, un estudiante indio habrá destinado 2 millones de minutos en su formación intelectual. El estudiante estadounidense pasa aproximadamente 900 horas en la clase y 1.500 horas en frente a la televisión.

Al finalizar su escuela secundaria, un estudiante indio habrá destinado 2 millones de minutos en su formación intelectual. El estudiante estadounidense pasa aproximadamente 900 horas en la clase y 1.500 horas en frente a la televisión

Según el documental, los estudiantes de China e India doblan a los estadounidenses en el tiempo que dedican al estudio.

También afirma que mientras los estudiantes estadounidenses juegan fútbol, van a fiestas y trabajan media jornada, los estudiantes de India estudian.

Mientras los jóvenes indios van a clase a la siete de la mañana para tener lecciones con su maestro, los estudiantes estadounidenses se reúnen en casa de un amigo para preparar su examen al frente del televisor.

“Nuestros parientes y maestros nos dicen que debemos tener un objetivo fijo. Ellos quieren que seamos ingenieros o médicos y gastan una fortuna en nuestra educación superior. Los estudiantes de matemáticas y ciencias miran por encima del hombro a los de humanidades”.

Competencia

Feria tecnológica en India.

Tecnologías de información y de biotécnica son dos motores que mueven la economía.

“Los estudiantes de India sienten la presión tanto de los parientes como de su propio grupo. En general hay una competencia sana para obtener los mejores resultados en los exámenes”, explicó Martina Roy, estudiante de la escuela Mater Dei, en Delhi.

En los últimos 5 años los estudiantes de India que participaron en las olimpiadas de física, química, biología, matemáticas y astronomía, han sido premiados sin excepción.

“El énfasis de nuestro currículo está en el razonamiento, no en la memorización de datos. El curso es muy científico y combina teoría y práctica. Queremos ofrecer unos fundamentos muy sólidos a los estudiantes.

“Estudiantes con un promedio de 90% en la secundaria no siempre logran su admisión en colegios con alto prestigio. La competencia es muy difícil”, dice Susan Banerjee, maestra de ciencia de la escuela Mater Dei, en Delhi.

Es obvio que a los estudiantes estadounidenses y latinoamericanos les cuesta trabajo competir con estudiantes indios y chinos. Y por eso los padres de familia están muy preocupados.

Preocupación

En un sondeo de la opinión pública, organizado por la agencia Associated Press y por la Fundación Bill y Melinda Gates, en junio de este año, más de una tercera parte de padres de familia estadounidenses solicitaron que se atendiera más la materia de matemáticas en la escuela, porque ellos no saben cómo ayudar a sus niños.

Lo que muestra el sondeo es que tal vez lo que se necesita es un cambio radical en el sistema de educación. Pero más que nada un cambio de valores y un cambio cultural.

“Estados Unidos necesita definir si quiere ser un país de deportes, de recreación y de ocio, o un país de excelencia intelectual. Indudablemente EE.UU. tiene grandes universidades e instituciones educativas, y recibe muchos más premios Nobel que otros países del mundo.

“Pero si no mejora su nivel de matemáticas y ciencias, perderá su dominio en importantes áreas del conocimiento”, dijo el profesor Balveer Arora, rector de la Universidad Jawaharlal Nehru, en Delhi.

Ash Narain Roy, Especial para BBC Mundo desde Nueva Delhi






Los comentarios están cerrados.



A %d blogueros les gusta esto: